Categories: articulos
      Date: 29 / 06 / 2011
     Title: Elementos del Tránsito terrestre

 

a.- conductor

1.- Usuarios = El ser humano como  b.- pasajero

c.- peatón.

2.- Vehículos = Motorizados y a tracción humana o animal.

3.- Vías = Públicas y particulares destinadas al uso público.

 

1.a.)- El Conductor:

 

 

Elemento que tiene  mayor  incidencia en el comportamiento vial, pues su conducta presenta un cúmulo de reacciones, a veces imprevistas y difíciles de controlar, que obedecen a una serie de factores internos propios de su capacidad y habilidad para conducir y externos, relativos al entorno en que ejecutan la conducción. Es el elemento más importante, ya que es quien dinamiza el tránsito vial terrestre, por lo tanto debe:

a.- Perfeccionar la técnica como conductor

b.- Tener conocimiento de las limitaciones del vehículo en cada circunstancia, como lo es conducir con nieve, neblina o cualquier otra dificultad circunstancial de la vía.

c.- Tener conocimiento de las limitaciones humanas, como lo es su propio tiempo de reacción y visión.

d.- Ser responsable en la conducción como lo es ser prudente en la velocidad y respeto de la señalización

e.- Crear un ambiente de seguridad vial.

 

Los siguientes factores internos, tienen incidencia en el actuar de un conductor:

La Motivación: El motivo y el interés que tiene por realizar el viaje, determina su comportamiento y atención.

 

La Experiencia: El aprendizaje y las vivencias, mejoran la capacidad de comprensión y sensatez.

 

El Sentido de Responsabilidad: Considera el respeto hacia los demás usuarios y a sus obligaciones como conductor.

conducir en normal estado de salud y de temperancia.

La Madurez: Permite prevenir y adoptar decisiones rápidas y seguras, sin arriesgarse torpemente.

 

El Estado de Ánimo: El sentir miedo, ira, tristeza o alegría, desorganizan su conducta y reacción.

 

El Cansancio físico y mental: Hace perder la atención y la apreciación real de la velocidad y de las distancias.

 

La Capacidad Visual: Disminución del campo visual a alta velocidad, mala adaptación a la luminosidad y al encandilamiento.

 

Equilibrio: Problemas en el oído medio, en la presión arterial ocasionan inestabilidad.

 

La Edad: Los jóvenes son más inexpertos, impulsivos e imprudentes que los mayores, pero tienen mejores reflejos.

El sexo: No hay grandes diferencias de conducta, aunque la mujer es más cuidadosa y segura, el hombre soluciona mejor los imprevistos y situaciones de emergencia.

las situaciones de riesgo y de conflicto.

El Estrés: Es el sobre-esfuerzo a que se somete la energía psíquica de un conductor.

 

 

angustia, provoca reacciones incorrectas, como desatención, pánico, y una sensación de fracaso o de rendición.

1.b.)- El Peatón:

 

Merece tanta atención del fiscalizador como el conductor y los demás elementos, en especial, en las zonas de gran volumen peatonal donde ocupan las aceras en forma masiva y a distintas velocidades.

 

El mayor o menor flujo peatonal de una vía, determina el grado de dificultad que posee la fiscalización en el tránsito.

 

Dada su baja velocidad de desplazamiento, la posibilidad de detenerse y cambiar de dirección en cualquier instante y de apreciar la panorámica total del entorno, posee un gran poder de decisión que puede servir como factor de seguridad para sí mismo y para los conductores o, por el contrario, genera condiciones de inseguridad vial con mucha frecuencia cuando comete algunas imprudencias temerarias o negligentes en el uso de las vías, a raíz de su casi total desconocimiento de la reglamentación del tránsito y de su marcada irresponsabilidad para resguardar su propia integridad física.

El peatón como usuario de las vías públicas debe:

a.-Tener conocimiento de la legislación de tránsito.

b.- Ser responsable de sus desplazamientos (prudencia y respeto por la señalización y los demás usuarios de las vías)

c.- Crear un ambiente de seguridad vial.

d.-Hacer uso de la calzada en el lugar y momento en que la normativa se lo permite. (Paso de peatones en el momento que tiene derecho preferente de paso).

 

1.c.).- El Pasajero:

Se integra al sistema de tránsito cuando viaja dentro de un vehículo motorizado particular o de locomoción colectiva.

La legislación ha dispuesto técnicas en el transporte remunerado que satisfagan sus necesidades de eficiencia, oportunidad y rentabilidad, y considera medidas de seguridad para protegerlo tanto durante el viaje como al subir o bajar de un vehículo, para cuyo efecto existe un sistema de seguro obligatorio de los vehículos motorizados en el caso de resultar afectado en un accidente de tránsito.

El pasajero también es un usuario de la vía que por ser tan vulnerable debe:

a.- Tener conocimiento de la legislación de tránsito (derechos y obligaciones), pues ésta le asigna algunas responsabilidades para contribuir a su propia seguridad.

b.- Tener respeto de las normas de tránsito y la de los demás usuarios de la vía.

c.- Crear un ambiente de seguridad al subir, bajar y mientras viaja en el interior de los vehículos.

2.- El vehículo: Elemento que genera su propio movimiento mediante un motor de combustión interna y que permite una conducción adecuada dentro de ciertas especificaciones generales. Está integrado a la actividad social, económica y de comunicación vial estratégica en todas las naciones, y es el principal sistema de transporte de pasajeros y de carga, cuya incidencia en el desarrollo de la vida humana cobra una relevante preocupación por su comportamiento en la dinámica del tránsito vial terrestre.

 

Con motivo del explosivo aumento del parque vehicular, se han tomado medidas para racionalizar su uso y desplazamiento por las vías públicas, para no ocasionar conflictos de congestión y retardo en los flujos de tránsito.

 

A medida que progresa la técnica del automóvil, éste es aparentemente más seguro, por una mayor estabilidad, una dirección más precisa y una mayor eficacia del frenado. (Mejores neumáticos y nuevos diseños de frenos).

Aparte de estos avances, en lo relativo a la protección que el vehículo ofrece a sus ocupantes, da la impresión de que hubiera un  retroceso, puesto que con las carrocerías más débiles se consiguen mayores velocidades y menos gasto de combustible. En la fabricación de vehículos motorizados se da más importancia a la estética, comodidad, potencia y economía que a la seguridad de los usuarios.

 

El conductor actual está siendo puesto a prueba cada día en forma más exhaustiva de las condiciones que posee para la conducción.

Constituye un problema de carácter económico y ambiental el uso del combustible que consumen para funcionar.

 

3.) La Vía:

 

Tiene por objetivo servir en forma eficaz a la circulación, de tal forma que los desplazamientos sean seguros, cómodos, rápidos y económicos.

 

Tomando en cuenta la permanente necesidad de trasladar personas y mercaderías de un lugar a otro y considerando que estos desplazamientos deben ser cada vez más seguros, cómodos, rápidos y económicos, en la construcción y mantención de las vías hay que tomar en cuenta lo siguiente:

a.- Planeamiento de la infraestructura vial.

b.- Estudio y realización de los trazados, especialmente en lo referido a sus intersecciones y enlaces.

c.- Ordenamiento y regulación de la circulación.

Por último, hay que hacer presente que las negativas consecuencias del tránsito vial terrestre (accidentes de tránsito, congestión vial y contaminación) se deben a que, a lo menos, uno de estos elementos (humano, vía o vehículo) se ha comportado en forma deficiente.